ORIGEN DE PIÑAS.
El nombre de Piñas es muy anterior a los años 1815-1816 de la supuesta fundación. En efecto, en el despacho parroquial de Paccha está asentada la partida de defunción del niño JUAN LOAYZA, ocurrida el 7 de Agosto del MIL OCHOCIENTOS DOS (1802) y cuyo texto es el siguiente: “Yo, el Cura interino Esteban Morales, di sepultura eclesiástica a un párvulo de LAS PIÑAS, de esta feligresía siendo testigo y sacristán Vicente Tacuri.- (f) Fray Esteban Morales” (Moscoso, 1993).
Según Servio Moscoso existen nombres de personas con el apellido Loayza que por los años 1750, 1760, 1770, aparecen residiendo en Paccha, Zaruma, Ayapamba y Piñas (Ibid, pag. 19).
Estos datos nos van llevando a la lógica conclusión de que Piñas se creó por una necesidad biológica e histórica del desplazamiento migratorio de los pueblos originarios más no por la presencia de conquistadores y colonizadores venidos de otros continentes.
Se estima que en 1539, se realiza la primera fundación de Zaruma por mineros españoles; el 9 de Octubre del año en mención toma posesión Gonzalo Pizarro del Gobierno de Quito. Los origenes prehistoricos de Zaruma son desconocidos, nada puede asegurarse en orden a la procedencia de los aborigenes que poblaron la comarca en la época de la conquista, en el año 1549 se da su fundación legal por el Capitan Alonso de Mercadillo, la misma que adopto el nombre de Villa, para aquella época el numero de habitantes era de 5 a 6000 personas. (Andrade) (ANDRADE, Manuel de J. Monografía cantón Zaruma Pag 18,)
Según escritura del mismo año; el pueblo de Paccha existía antes de la fundación de zaruma, y estaba a una legua del actual, Piñas era barrio de la parroquia Paccha; se creo una escuela en el barrio de las Piñas el 28 de Octubre 1824. (Moscoso, 1993)
De acuerdo a Manuel de Jesús Andrade y la información proporcionada por El Señor Servio Moscoso, Piñas en sus primigenios tiempos se componía de varias haciendas dentro de las cuales se erigió el actual cantón Piñas, ya por el año de 1810 se registran los nombres de las haciendas: las Caleras, Cazaderos, Lozumbi, Moromoro, La Cría, Chaguar, Guiricuña, Dobladillo, Capiro, El Tajo, La Chuba, Corral Grande, El Salvaje, etc.
Esta coincidencia demuestra que antes del surgimiento del supuesto fundador, Piñas se encontró conformada por diversas poblaciones, detalle sumamente importante para ir armando el rompecabezas del verdadero origen de Piñas, desechando la teoría de que fue conquistada y/o fundada por el año de 1815.
El primer asentamiento de Piñas se habría dado al norte de la ciudad en lo que hoy es el Cementerio “Viejo” perteneciente a la Curia, actual ciudadela Luz de América, en la cual permaneció hasta el año de 1870, fecha en la que el párroco Dr. Francisco Hidalgo con la asistencia de los vecinos del lugar lo trasladaron al actual asiento.
Esta reflexión nos lleva a deducir que antes de 1815 ya existieron haciendas y por ende, habitantes; haciendo uso y goce de estos territorios que de seguro en aquellos tiempos eran prodigiosos en abundancia y riqueza agrícola y ganadera.
Con la conquista española se empieza las fundaciones de pueblos bajo el dominio de los Reyes de España, ya para los años 1815 en todo el territorio sometido comenzaron a florecer los movimientos independentistas, los movimientos armados surgían y se desarrollaban por todo el territorio de la Real Audiencia de Quito, para el año de 1549 Zaruma ya había sido fundada por Alonso de Mercadillo y es inaudito que luego de casi 300 años Piñas haya sido fundada, además de que este territorio pertenecía en primer lugar a Paccha y luego a Zaruma.
El colombiano Manuel de Jesús Andrade en la monografía de Zaruma editada en 1923, en la pág. 102 al referirse a la entonces parroquia Piñas señala lo siguiente “componíase de haciendas en sus primitivos tiempos. Una de las primeras entre las de mayor importancia debió ser la de Moromoro, adquirida por el Bachiller español Juan de Loayza, comisionado a principios del siglo XIX por el Rey de España para estudiar las minas de Zaruma. Se le adjudico en premio o pago a tales servicios. Cumplida su comisión y terminada con el informe enviado a Madrid en 1815, se estableció definitivamente en Piñas con su esposa también española, señora Mónica Castro.
Es de suma importancia considerar tres aspectos de mucho valor para ir perfilando la verdad sobre el origen de Piñas:
PRIMERO: “Manuel de Jesús Andrade en su Monografía del cantón Zaruma, toma los datos de Tito G. Sáenz de Tejada. SEGUNDO: con toda seguridad Manuel de Jesús Andrade conoció y fue amigo de Tito G. Sáenz de Tejada. En documentos que reposan en mi poder, ambos aparecen a finales del siglo XIX residiendo y transitando por las calles, comarcas de Piñas y Zaruma, entonces pueblos pequeños donde “todos nos conocíamos” y en los cuales los dos tuvieron interés de tierras y mineros; así es de entender que Manuel de Jesús Andrade conocía por vía directa el estudio de Tito G. Sáenz de Tejada, intitulado EL DISTRITO AURIFERO DE ZARUMA, y TERCERO: es en la Monografía de Manuel de Jesús Andrade (1923) que recién aparecen históricamente el Bachiller JUAN DE LOAYZA Y DOÑA MONICA CASTRO. (MOSCOSO M, Servio, Retablo de la Historia, Huella Documental, 1993, pág. 8)
En la página 21, capítulo III de la Monografía de Piñas, el Sr. Dr. Mendoza dice: “EN TIEMPO DE LA COLONIA.- Piñas aparece en el escenario de la historia nacional, según los apuntes de Manuel de Jesús Andrade, en su Monografía del cantón Zaruma como un lugar propicio para la agricultura, estimulado con un conjunto de haciendas, destacándose entre ellas la hacienda Moromoro, adquirida por el Bachiller español Juan de Loayza, quien había venido a estos lugares, a principios del siglo XIX, comisionado por el Rey de España para estudiar las minas de Zaruma.
Sin embargo el Sr. Dr. Virgilio Mendoza intuye que la fundación de Piñas suscita dudas, por eso en la misma página 21 de su obra monográfica, dice “Hasta que las nuevas investigaciones arrojen luz sobre el verdadero fundador o fundadores de Piñas, aparece como único el Bachiller Juan de Loayza, sin consignar documentos de soporte.
No existe en el Archivo Municipal de Zaruma, de Loja, ni el archivo del Palacio Legislativo de Quito, dato oficial alguno o Acta sobre la presunta fundación de Piñas por el Bachiller Juan de Loayza, (Ibid, págs. 11-12, Moscoso)
Es importante señalar que Don Servio Moscoso en su obra Huellas Documentales en la página 22 señala que en la Biblioteca Municipal de la ciudad de Guayaquil encontró un libro titulado EL ECUADOR EN CHICAGO, editado por el DIARIO DE AVISOS de Guayaquil-Ecuador, de propiedad del señor B.V Torres; impreso en New York en la EDITORIAL-IMPRENTA A. E. CHASMAR, año 1894, contiene 423 páginas, un informe escrito a principios de este siglo por el Licenciado Dn. JOSE MARTINEZ DE LOAYZA, relativo al cantón Zaruma.
En busca de la verdad histórica el señor Don. Servio Efrén Moscoso Molina, mediante comunicación cifrada: Piñas, a 14 de Enero de 1969, se remite al SEÑOR CONSERVADOR DEL ARCHIVO DE INDIAS. Sevilla.- España. En la cual le requiere información referente al señor Bachiller Juan de Loayza. (Moscoso, Servio. Retablo de la Historia, Huella Documental, año 1993, pág. 24-25) se anexa copia de mencionadas cartas.
En respuesta a la carta emitida por Dn. Servio Moscoso al Archivo General de Indias, recibe la siguiente información.
Sevilla, 8 de febrero de 1969.
Sr. D. Servio Efrén Moscoso Molina
Piñas. Ecuador
Muy Sr. Mío:
Tengo el gusto de contestar a su atenta carta de 14 del corriente en ausencia de la Directora Srta. Rosario Parra, en la que se interesa por diversos datos relativos al Bachiller Juan de Loayza.
He examinado el inventario de la sección V. audiencia de Quito y en el legajo 569 hay varios datos relativos a lo que V. interesa; aunque parece que hay alguna diferencia.
Hay un expediente en el que existen varios memoriales, certificación de estudios, relación de sus méritos etc. Del Bachiller D. JOSÉ MARTINES DE LOAYZA, canónigo, para solicitar en recompensa a sus méritos una pensión vitalicia y la cruz de Carlos III. Está fechada esta solicitud en marzo de 1813. Hay una minuta o borrador de oficio dirigido al Jefe Político de Quito para que noticie al Bachiller D. JOSE MARTINEZ DE LOAYZA haberse recomendado sus méritos por el Ministerio al Consejo de Estado y al Ministerio de Gracia y Justicia en atención a sus servicios patrióticos y a los que ha hecho al Real de minas de Zaruma.
El título de Bachiller según la certificación que presenta le fue concedido por la Universidad de S. Marcos de Lima, de donde parece que era natural pues sus estudios los realizó en el Real Convictorio de S. Carlos de esa ciudad.
Respecto al nombramiento de otro Delegado del Gobierno para asuntos de minas, en 1793 fue nombrado D. José Ricart que murió sin haber llegado a tomar posesión en 1795 y hay una nota en este mismo legajo en la que dice en 1803 que no se había encontrado todavía a quien enviar como Director de Minas al Reino de Quito.
Respecto a la fundación de la ciudad de Piñas o la Merced de Piñas no he encontrado ningún dato.
Esperando le sean de utilidad estas noticias le saluda atentamente.
Ma. Teresa García
Secretaria
Mtg/mtg.
En la carta suscrita por Ma. Teresa García se evidencia varios datos curiosos como por ejemplo la solicitud de recompensa de los méritos de José Martínez de Loayza, canónigo, para solicitar en recompensa a sus méritos una pensión vitalicia y la Cruz de Carlos III. ESTA SOLICITUD ESTA FECHADA EN MARZO DE 1813, información que encaja con los datos proporcionados por Tito G. Sáenz de Tejada y ratificada por J. L. T. en el libro El Ecuador en Chicago.
Y continua la carta: “respecto al nombramiento de otro delegado del Gobierno para asuntos de Minas, en 1793 fue nombrado D. José Ricart que murió sin haber llegado a tomar posesión en 1795 y hay una nota en este mismo legajo en la que dice en 1803 que no se había encontrado todavía a quien enviar como Director de Minas al Reino de Quito”.
(Parece que el tal delegado no lo hubo hasta 1811 en que aparece D. José Martínez de Loayza)
El Sr. Servio Moscoso con fecha 21 de mayo de 1969 recibe otra carta esta vez firmada por la Srta. Rosario Parra, Directora del Archivo General de Indias, la cual dice lo siguiente.
Sevilla, 21 de Mayo de 1969

Sr. D. Servio Efrén Moscoso Molina
Víctor Manuel Rendón n° 458 Guayaquil
Muy Sr. Mío:
He recibido su atenta carta de 30 del pasado abril, en la que nos acusa recibo de las copias en microfilm de documentos de este archivo a la vez que solicita nuevos datos si los hay sobre la ciudad de Zaruma.
Se ha consultado la sección de planos y mapas y hemos encontrado en la sección de Mapas y Planos de Panamá, Santa Fe y Quito No. 232, año 1.811:
“Vista de la Real Villa de Zaruma y sus Minerales por la parte del Sur”
Con una memoria sobre el estado de dichos minerales por el Sr. D. José Martínez Loayza, que se conserva en el legajo Lima 1.358.
Si desea que se envíe copia de dicho plano y microfilm de la documentación que lo acompaña puede hacerse.
El coste aproximado de ello sería de 320, pts. Incluidos los gastos de fotógrafo tasas para fiscales y correo. A esto habría que añadir 937,60 ptas. Que están pendientes de su petición anterior. Esta cantidad puede hacerla efectiva mediante transferencia bancaria a la cuenta n°-30-90949-E del Banco Exterior de España, Agencia Urbana n° 1 de Sevilla.
En cuanto al envío de una fotografía de la Srta. Ma Teresa García y mía, agradeciéndole mucho el homenaje que V. quiere tributarnos no es posible enviárselas porque aquí no es costumbre hacerlo.
Aprovecho esta ocasión para saludarle atentamente.
Rosario Parra
Directora
Mtg/mtg.

Nótese que en la presente carta suscrita por la Srta. Rosario Parra, Directora del Archivo General de Indias se señala: “se ha consultado la sección de planos y mapas de Panamá, Santa Fe y Quito No. 232, año 1.811: Vista de la Real Villa de Zaruma y sus Minerales por la parte del Sur, con una memoria sobre el estado de dichos minerales por el Sr. D. José Martínez Loayza, que se conserva en el legajo Lima 1.358.
La información señalada se constituye en una herramienta contundente para desentrañar la verdadera génesis de Piñas, lo cual desvirtúa la aseveración de que fue el Bachiller Juan de Loayza quien fundo Piñas, toda vez que las fechas e información no coincide con la versión señalada por Manuel de Jesús Andrade y secundada por el Dr. Virgilio Mendoza información que se fortalece por la aseveración de Tito G. Sáenz de Tejada, en su estudio intitulado EL DISTRITO AURIFERO DE ZARUMA, publicado en la “La Nación” en 1891, la cual serefiere a JOSE MARTINEZ DE LOAYZA como la persona que informó al Rey de España sobre la riqueza aurífera de Zaruma. (Servio Moscoso, pág.